Desarrollo de una Sesión

Cuando comenzamos una sesión bien sea grupal o individual, en primer lugar nos centramos y agradecemos a ese gran campo al que pertenecemos el apoyo que nos ofrece para sostener este proceso. 

Sabemos que ningún destino es individual, de hecho cuando se constela algún tema aparentemente individual es porque esa persona esta representando a un grupo de pertenencia con un destino común, porque el destino siempre es por y para el mayor beneficio de todos.

A una sesión venimos con un problema, un conflicto, un bloqueo , un síntoma, un malestar. Eso lo ponemos al servicio de la constelación, dado que nos esta indicando que hay algo que sanar y sobre todo ver. Porque cuando nos permitimos soltar la mirada hacia ese síntoma, bloqueo o conflicto, como observadores, nos abrimos a un campo infinito de posibilidades que nos lleva a otra realidad, dejando las intrincaciones y los patrones de creencias en lo pasado, honrando lo que fue y que eso que fue, se convierte en el ahora en una fuerza y energia de amor que nos impulsa hacia algo mejor y algo más grande.